Las consecuencias de Bunbury en 3D

julio 26, 2010 at 6:08 pm (Uncategorized) (, , , , , , , , , , , , , )

Unas botas empolvadas en un cementerio y una guitarra con acordes melancólicos en El tiempo de las cerezas fueron el inicio del concierto de Enrique Bunbury en 3D.

La función musical se desarrolla en 3 escenarios distintos, un cementerio, un espacio con una avioneta estrellada y un motel de paso.

Cada uno de estos sitios tiene un color distinto, el primer bloque de canciones es acompañado de un ambiente sombrío y melancólico en blanco y negro donde se escucha su más reciente material “Las consecuencias”.

Los tonos azules, rojos, violetas llenan el escenario al compás del acordeón. Las imágenes son nítidas y hay momentos en el que el efecto tridimensional te engaña sintiendo como tuyas las manos de los que pudieron disfrutar a Bunbury en vivo y aplauden encantados por canciones como “Apuesta por el Rock’n’roll”.

El caos de una avioneta estrellada fue el escenario para tocar “Bujías para el dolor”, “El rescate”, “Poca gente”, “Infinito” y “Lady blue”, por mencionar algunas de las 21 composiciones del repertorio.

En el tercer espacio los colores son seductores, nunca se pierden a diferencia de otras grabaciones llevadas a la pantalla grande en tercera dimensión, el uso de recursos como el juego de espejos y luces de burdel desbordaron de vida al filme.

Algunos datos que resaltan para la elaboración de este conciertazo son el uso de 20 cámaras para su grabación, un equipo de más de 130 profesionales dirigidos por Paco Plaza, director de la película REC, producido por Canal + España y Vértice 360, sólo contó con la presencia de 300 fans, Bunbury se convirtió en el primer cantante en español en adquirir sus conciertos en el mismo lugar por su asociación con Abbey Road Live, lo que permitió la grabación instantánea y de alta calidad del espectáculo.

El viento sopló a favor de Enrique Bunbury, aún cuando los asistentes a la función en Cinemark no perdieron la compostura como seguramente lo harían en un concierto en vivo.

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Reseña cinematográfica: Idiocracy (2006)

enero 10, 2009 at 1:27 am (Cultura, Espectáculos) (, , , , , )

Mike Judge es, entre otras cosas, uno de los creadores de Beavis and Butthead, animación que es antecesora del  South Park, caricatura que muestra las aventuras de niños que viven en un pueblo en Colorado, Estados Unidos. La serie destaca porque usan un lenguaje fuerte (en Estados Unidos dicen “Fuck”, acá en México la traducen como “Carajo”)  y retomar temas espinosos como el aborto, la investigación con células madres humanas, la pedofilia, la drogadicción y en general, la estupidez de una parte pueblo estadounidense, intolerante, racista e ignorante, Idiocracy_PosterBcomo en nuestra nación.

Pues bien, la estupidez es el centro de la película que dirige, Idiocracy, la cual cuenta la historia de un soldado mediocre en Estados Unidos, quien junto con una prostituta son sometidos a un experimento de congelación (criogenia) experimental, que tiene como fin “guardar” a los mejores soldados para las futuras guerras.

El director de este proyecto secreto es detenido y todos se olvidan del experimento, por lo que despiertan 500 años después, cuando la duración inicial del proyecto era sólo de uno, y ven que la sociedad es decadente y hay un montón de basura y todos son estúpidos, con un grado de mediatización tan grande que todos los actos sociales están pensados para ser transmitidos en televisión como espectáculos.

En comparación con otros trabajos cinematográficos de Judge, como Beavis and Butthead Do America, esta película muestra un sarcasmo cada vez más refinado y profundo, además de un evidente crecimiento de su presupuesto para hacer películas.

Diseñada para un público adolescente pero con un contenido crítico profundo al estilo ¿Y tú cuanto cuestas?, de Olallo Rubio, Judge se consagra como una de las voces más críticas que hay en Estados Unidos, que estira lo más que puede la libertad de expresión para que al final, si bien no cambia al mundo, comienza a hacerlo. Si fuésemos verdaderos críticos de cine, le daríamos nueve palomitas de diez. Saludos!

Permalink 1 comentario