Pensar la invasión a Palestina

enero 10, 2009 at 1:54 am (Internacional, Opinión, Política) (, , , , )

Aunque somos fervientes defensores del alto a la invasión en Gaza, debemos escuchar los argumentos israelíes para no caer en la trampa de volverlos personas unidimensionales, que “sólo quieren destruir”, como muchas personas de ambos bandos piensan.

Dejamos acá un texto del intelectual Gustavo Perednik, quien es la voz judía en español. Recordamos en este texto la polémica que se generó cuando una publicación holandesa fue atacada por publicar una caricatura de Mahoma. Pueden leer el texto completo en la página Free Press:

Ni media disculpa

gdpSi un policía disparara contra un transeúnte por cruzar con el semáforo en rojo, la ira no se descargaría contra el peatón sino contra el policía, mucho más aún si el semáforo ni siquiera hubiera estado en rojo. Pero en lo que se refiere a la caricaturesca intifada que estalló contra Occidente, la escala de valores se ha distorsionado.

Tres enfermizas suposiciones de los totalitarios son que los estados deben ser omnipotentes, que los conflictos deben resolverse por la fuerza y que hay crímenes doctrinarios que son, en rigor, de los peores delitos.

Las tres aberraciones resultan de proyectar en el mundo su propia experiencia: sus estados son, en efecto, todopoderosos, y sus sistemas jurídicos son mayormente ineficaces o venales, lo que deja impotente al imperio de la ley. Por ello no distinguen entre una afrenta que supuestamente tuvo lugar en Dinamarca de una que fuera cometida por Dinamarca. Nadie osaría pedir al Gobierno norteamericano que castigase a Mel Brooks por su película La historia del mundo, primera parte (1981) –que caricaturiza a Moisés–, o demandar del Gobierno británico el encarcelamiento de los Python por La vida de Brian (1979), una comedia sobre Jesús.

Por vía legal, esta última se prohibió por un tiempo en algunos condados ingleses y en Irlanda, luego motivó libros en contra, debates televisivos en la BBC y críticas del obispo de Southwark. Pero ¿incendios?, ¿amenazas de asesinato a los productores?, ¿piedras contra embajadas?, ¿quema de banderas?

Digamos sobre el tercer punto, el de los desvíos doctrinarios, que pareciera que ningún musulmán fuese jamás asesinado en Europa, ya que se exigen disculpas por las viñetas pero nunca se demandaron por matar mahometanos. ¿No es este crimen una afrenta al Islam?

Las voces suicidas de Europa ya reclaman que se pida perdón a aquellos que incendiaron las legaciones danesas y cuyas amenazas obligaron a periodistas a renunciar o huir. La víctima debería procurar el perdón del agresor, porque éste sabe infundir miedo por doquier… (Leer el resto del texto)

También dejamos un texto del periodista Robert Fisk, que se titula Nos preguntaremos por qué tanto a Occidente. Recuerden que todos los comentarios son bienvenidos. Saludos!

Nos preguntaremos por qué odian tanto a Occidente

rob_fiskAsí pues, una vez más Israel ha abierto las puertas del infierno a los palestinos. Cuarenta refugiados civiles muertos en una escuela de las Naciones Unidas, más otros tres en otra. No está mal para una sola noche de trabajo en Gaza del ejército que cree en la “pureza de las armas”. Pero, ¿por qué deberíamos sorprendernos?

¿Acaso hemos olvidado a los 17.500 muertos -casi todos los civiles, la mayoría de ellos niños y mujeres- que dejó en 1982 la invasión israelí del Líbano? ¿O los 1700 civiles palestinos muertos en la masacre de Sabra-Chatila? ¿O la masacre de Qana (Canaán) de 1996, en la que los israelíes mataron a 106 civiles libaneses, más de la mitad de ellos niños, refugiados en una base de Naciones Unidas? ¿O la masacre de los refugiados de Marwahin a los que en 2006 los israelíes ordenaron salir de sus hogares para acto seguido asesinarlos a tiros desde un helicóptero artillado? ¿O los 1000 muertos de ese mismo año 2006 durante los bombardeos e invasión del Líbano, casi todos ellos civiles?

Lo realmente asombroso es que tantos líderes occidentales, tantos presidentes y primeros ministros y, mucho me temo, tantos editores y periodistas, hayan dado por bueno el viejo bulo de que los israelíes ponen mucho cuidado en evitar víctimas civiles. “Israel hace todo lo posible por evitar bajas civiles”, volvió a recitar otro embajador israelí tan sólo unas horas antes de la masacre de Gaza. Y cada presidente y primer ministro que repite este embuste como pretexto para evitar un alto el fuego tiene sus manos chorreantes de sangre derramada durante la carnicería de la noche anterior. Si George Bush hubiera tenido el valor de exigir un alto el fuego inmediato 48 horas antes, esos 40 civiles, ancianos, mujeres y niños, aún estarían vivos… (Leer el resto del texto)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s