Reseña del libro Suspense, de Patricia Highsmith

diciembre 4, 2008 at 2:01 am (Cultura) (, , , , , , )

patricia-highsmithEs embriagante la manera en que la autora va contando sus experiencias a lo largo de su vida como escritora del género suspense. Patrcia Higsmith hace constantes sugerencias  para escribir como lo es el complacerse el escritor mismo a la hora de la creación de su obra por que de tal manera lo será con los editores y futuros lectores.

En este libro se define la palabra suspense como un relato en que hay amenaza de violencia y peligro, amenaza que a veces se hace realidad. La autora habla de los gérmenes de los que nace la idea de un relato y que pueden ser pequeños o grandes, sencillos o complejos a pesar de la fatiga física y mental que agobia a los escritores. El germen de una idea, aunque sea leve, con frecuencia trae consigo un factor importantísimo para el producto final, el ambiente. Las complejidades que se presentan al momento de crear tanto personajes y ambientes son muchas pero son resueltas por si mismas como lo dice Patricia.

Es interesante leer que hay una semejanza entre los pintores y escritores ya que los pintores están acostumbrados a utilizar los ojos y es bueno que el escritor haga lo mismo y de una u otra forma lo hace.
Highsmith recomienda tomar apuntes en una libreta ya que es de gran utilidad tener una fábrica de elementos, cuando hay déficit de ideas, que ayuden al momento de escribir.

Cada escritor tiene su propia manera de trabajar, de inventar un relato y unos personajes. Lo difícil de escribir sobre el arte de escribir es la imposibilidad de establecer reglas así que el creador tiene que ir construyendo sus propias técnicas sobre la marcha.

Escribir un libro que tenga éxito significa adquirir cierto ímpetu, cierto impulso y cierta convicción que duren hasta que el libro quede terminado.

Un libro no se escribe de un tirón, como un poema, sino que es algo más largo que requiere tiempo y energía, como también exige habilidad, tal vez la primera obra o incluso la segunda no encuentren mercado comenta la autora de Suspense, pero a diferencia de sus otros argumentos creo firmemente que el escribir poesía es tan complejo como un relato o novela de suspense que nada tiene que ver con el tiempo de creación, así se puede tener un poema en un día como en meses al igual que un relato de suspense, el punto de todo esto es el trabajo y esfuerzo que se le dedique. Las buenas narraciones cortas se hacen solamente con las emociones del escritor y a menudo sus temas se expresarían igualmente bien en un poema. El libro es siempre mejor si contiene experiencias del escritor, realmente sentidas. Crear a partir de emociones positivas, afectuosas, resulta mucho más fácil que hacerlo partiendo de emociones negativas y odiosas, este es el eje de las obras que han trascendido los años y que lo seguirán haciendo. Por su propia naturaleza, los escritores y los pintores tienen un caparazón protector muy pequeño y durante toda la vida tratan de desprenderse de él, ya que los diversos golpes e impresiones que reciban son el material que necesitan para crear sus obras, en resumidas cuentas se necesita vivir, pero a diferencia de los pintores los escritores tienen que sentir de frente todos esos golpes, cargar con ellos y no abandonarlos en un simple bastidor. La diferencia del relato y la novela de suspense es que la novela de suspense abarca un período de tiempo más largo, la naturaleza del germen de la idea lo hace necesario a distinción del relato que no desarrolla en su totalidad o lo que se cree totalidad de la historia sino fragmentos de ella. Al decir desarrollo se refiere al proceso que debe tener lugar entre el germen de una narración y la preparación detallada de su argumento.

Las historias o argumentos deben dar sensación de vida. Los factores que «espesan» un argumento son como una especie de refuerzos.

El escritor debe inventar los más lógicos, los que hagan la narración más creíble y más sólida. Desarrollar la idea para un relato es tan creativo como encontrarla o recibirla inicialmente.

El escritor puede emplear su capacidad de pensar para desarrollar el germen de la narración. Escribir novelas o relatos es un juego y, para seguir jugando, es necesario que en ningún momento deje de divertir al creador. Esto es fundamental en cualquier tipo de arte, divertir en el sentido de hacer agradable el momento de la creación propiciando cualquier tipo de sensación. Otro dato por demás interesante es el temperamento y el carácter del escritor que se reflejan en el método que utiliza para idear argumentos, lógico, ilógico, pedestre, inspirado, imitativo, original. Un escritor tendrá asegurada la buena vida si imita las tendencias del momento y es lógico y pedestre, porque estas imitaciones se venden y, desde el punto de vista emocional, no  exigen demasiado, añadiendo desde mi punto de vista la desfragmentación del arte como arte cuando esto ocurre. A la hora de escribir el primer capítulo de un libro de suspense tiene que haber acción o una promesa de acción, comenta Patricia Highsmith,  que existe en todas las buenas novelas, pero en los relatos de suspense la acción tenderá a ser más violenta. Esa es la única diferencia. A medida que la novela o relato va creciendo hay que delimitar todo esto, extensión, acción, personajes y ambientes que se vuelven cada vez más complejos. Y a medida que esto sucede el escritor debe hacerse su propio programa y atenerse a él. Escribir es un oficio y necesita una práctica constante. Y para poder hacerlo hay que replantearse siempre el origen de la escritura que tiene mucho que ver con el arte. Todo arte se basa en el deseo de comunicar, el amor a la belleza, la necesidad de crear orden del desorden. Al final del libro Suspense la autora hace un recordatorio a los artistas diciendo que los artistas han existido y persistido, como el caracol y el celacanto y otras formas invariables de vida orgánica, desde mucho antes de que la humanidad soñara con gobiernos, me parece magistral la forma de resumir el compromiso que se tiene con el arte y sus artesanos de letras.

Anuncios

1 comentario

  1. El Canaca said,

    ¿Y mis cincuenta mil pesos qué? Ahí véale… apúntele bien… ¡Te felicito por el blog como puerco!

    Tenía miedo! Tenía miedo! Pero ahora que veo tu blog le digo al miedo: ni merga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s